Científicos demuestran que se puede robar energia

Puede ser que alguna vez te has preguntado como es que hay personas que nos contagian sus emociones negativas y nos dejan sin fuerzas como si hubieran absorbido una gran parte de nuestra energía vital, de aquí sale la idea de "vampirizar" la energia a otras personas.

Pues ahora parece que vampirizar a otras personas en el sentido de robarles su energía es posible y que por ejemplo lo hacen las plantas como ha demostrado un equipo de investigación biológica de la Universidad de Bielefeld, en Alemania, que hizo un descubrimiento revolucionario mostrando que las plantas pueden extraer una fuente alternativa de energía de otras plantas. Así lo reveló Nature Communications. El tema es que este hallazgo también podría tener un impacto importante en el futuro de la bioenergía: la evidencia de que la gente también saca energía de otras personas.

El equipo de investigación biológica del Dr. Olaf Kruse pudo confirmar, por primera vez, que una planta (el alga verde Chlamydomonas reinhartii), no solo usa la fotosíntesis, sino que usa una fuente alternativa de energía: la puede sustraer de otras plantas. Las flores necesitan agua y luz para crecer. Con las personas pasa lo mismo.

Kruse cultivó algas microscópicas capaces de absorber energía de otros vegetales y de su alrededor cuando a ellas les falta. Según escribe en Nature. “Es la primera vez que este comportamiento se confirma en un organismo vegetal. Estas algas pueden digerir la celulosa contradiciendo todos los apuntes anteriores. En cierta medida, lo que estamos viendo son plantas que se alimentan de las plantas”.

Somos como esponjas y absorbemos las energías del entorno . “Cuando los estudios energéticos se vuelvan más avanzados en los próximos años, vamos a ver que esto se traducirá a los seres humanos también”, dijeron los especialistas. “El organismo humano es muy parecido a una planta. Toma la energía necesaria para alimentar los estados emocionales y esta esencia puede energizar las células”.

“El campo de la bioenergía está en constante evolución. Los estudios sobre el mundo vegetal y animal pronto podrán traducirse y mostrar lo que los metafísicos de energía han sabido todo el tiempo”, explica la psicología y curadora energética, la Dra. Olivia Bader-Lee, que concluye: “ Los humanos pueden curarse entre sí simplemente a través de la transferencia de energía al igual que las plantas”. .

Los humanos podemos absorber y sanar a través de otros seres humanos, los animales y cualquier parte de la naturaleza. Por esa razón, estar cerca de la naturaleza a menudo es estimulante y energizante para tanta gente y también es por eso que ciertas personas se pueden sentir incómodas en grupos específicos donde hay una mezcla particular de energía y emociones”, concluyó la especialista.

vampiro-energetico

Aquí te presentamos algunas formas o hábitos para poder tener limpio tu energía personal:

1- Buscar tu propio equilibrio. Si uno está mas equilibrado internamente y  espiritualmente, que no tiene nada que ver con el Ego, se puede sentir cuando algo se mueve en nuestro espacio de energía. Si uno está conectado a la tierra, se pueden liberar fácilmente la energía y las emociones de otras personas intencionadamente.

2- Desarrollar un estado de no-resistencia. A lo que te resistes, persiste. Si uno se siente incómodo con una determinada persona o un grupo, no hay que entrar en resistencia como una forma de protegerse a sí mismo. Hay que moverse a un estado de no-resistencia: imaginar que el cuerpo es claro y transparente como el cristal o el agua. De esta manera, la mala energía pasará a través de uno.

3- Establece tu limite de tu propio espacio energético. Cada uno tiene un campo de energía que laman campo bioplasmatico o aura. Si no establecemos los limites o desarrollamos nuestro propio campo energético como algo personal, somos vulnerables a la energía ajena. Tomar conciencia de los límites del aura propia (esta es como un huevo echado mas ancho a los lados y mas corto hacia arriba y hacia abajo) es una manera de ser dueño del espacio personal.

4- Hazte una limpieza energética. Aquí te puedo recomendar un baño con sal la mas común que se utiliza, antes de tu baño puedes echarte sal en el cuerpo unos dos min y después te enjuagas. Otra forma puede ser el color dorado tiene una alta vibración que es útil para despejar la energía ajena. Hay que imaginarse una ducha, con luz dorada, en el límite superior del aura (un poco más arriba que la cabeza) y abrirla, para dejar que la energía limpia y dorada recorra el aura y el cuerpo hasta la tierra.

5- Centrar tu propia energía vital. Ocuparte de tus propias necesidades y tomar responsabilidad sobre ellas. Cuando tenemos nuestra energía en nuestro propio espacio, hay menos espacio para la energía de otros. Pero a medida que nos centramos en otras personas y proyectos, a veces esparcimos nuestra energía alrededor.

Hay que dejar de “vampirizar” a otros y que no nos cueste tanto “conectarnos” a la fuente primigenia que nos aporta energía, sentirnos a nosotros mismos, conectarnos al amor puro e incondicional, a esa energía divina. En el transcurso de unas décadas, los científicos pasaron de la convicción de que no hubiera algo que se pudiera llamar un campo energético alrededor del cuerpo humano, a la convicción de que este campo existe. Además, comprendemos cada vez más el papel de estos campos energéticos en cuanto a la salud y a la enfermedad. La mayoría de la gente no es consciente todavía de estas investigaciones y persisten en su actitud de que no hay una base lógica para la curación energética.

energetico

Desarrolla estos hábitos en tu vida para que la forma de tu cuerpo energético este siempre con mejores formas energéticas que siempre te rodeen mejores experiencias:

1. Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente.
– Si eres tu quien se queja frecuentemente, pon atención para aprender a relacionarte de otra manera.

Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle. Las deudas no caducan con el tiempo, aunque la ley te proteja; sé responsable, es mejor hacer un plazo de céntimo a céntimo, que perder tu preciada energía y tu palabra.

2. Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a renegociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el retrasar algo que no quieres hacer, es aprender a decir NO desde el principio.
– Si eres de las personas a las que les cuesta trabajo decir "no" por sentir vergüenza o miedo de que se molesten contigo, mira el costo que has pagado a lo largo de tu vida. En vez de eso es mejor tomar terapia individual para que no sigas igual los próximos 25 años!

3. Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas. Aunque no debes de huir de responsabilidades y no todo el tiempo es factible, muchas veces por puro control o por no darnos el permiso, seguimos perdiendo tiempo en nimiedades y abandonando lo verdaderamente significante en nuestras vidas.

4.Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad. La naturaleza, tiene ritmos y tu vida también. No actuar en el momento erróneo te quita energía y no parar cuando lo necesitas, también.
– No descansar lo suficiente puede afectar tu salud si lo haces por periodos prolongados. Mira el punto 7 abajo…

5. Tira, recoge y organiza, pues hay pocas cosas que te roban más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas. Uno por uno, toma cada papel, cada recuerdo y hasta cada sueño y elige.

6.Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Toma sol por las tardes, medita, respira, báñate en el mar, haz ejercicio en la naturaleza, escucha tu cuerpo y elimina las toxinas. Haz una cita médica y mira si te faltan minerales o vitaminas. Aliméntate con comidas orgánicas (sin pesticidas) y frescas; trabaja en la prevención para evitar la crisis de una enfermedad (aviso de un cuerpo sin energía).

7. Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja; y toma la acción necesaria. Resignarte a una situación y sentirte que no tienes control, sólo conseguirá drenarte.
– Identificar situaciones tóxicas es relativamente fácil, pues es muy común que exista otra persona involucrada y en tu mente te dices algo como: "Si tan sólo esta persona cambiara…" y con ese pretexto, sigues enganchad@ ahí.

8. Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar. Entregar a Dios, siempre puedes elegir tu camino y fluir sin apegos hasta llegar a tu orilla a salvo.

9. Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.
– Especialmente, perdónaTE, pues seguro tu, como todos los seres humanos, te has equivocado muchas veces y eso duele, pero reprocharte sólo te desgasta. Empieza a perdonarte hoy.

10.Alimentar tu relación con Dios y su amor es la fuente más grande de energía, mientras que los miedos, la vergüenza, la culpa, el rencor y la ira son los bloqueadores más frecuentes. Enfócate en el presente, pues vivir en el pasado o vivir en el futuro sólo te drenan tu energía.

Recuerda que tienes el regalo de la vida, úsalo con conciencia, latido por latido y encontrarás que detrás de muchos momentos difíciles, también hay un regalo y un aprendizaje para ti.

 

 

No hay comentarios.

Agregar comentario